Energía en la casa

ampoule

El consumo de energía en la casa debe convertirse en un tema de conversación para toda la familia. Gestionar la energía en la casa debe representar una tarea compartida por todos los habitantes, pues no solo es importante hacer uso de la eficiencia energética para mantener un planeta menos contaminado, sino que además, el consumo responsable de energía representa un balance positivo en la economía del hogar.

La energía en la casa viene representada en diferentes formas, bien sea en cómo se consume y es aprovechada o en cómo es generada. El concepto de energía en la casa está también referido a los electrodomésticos que pueden hacer un gran uso de energía es ahí donde el ahorro de energía pasa a ser relevante.

Visita nuestro portal e infórmate más sobre la calefacción por radiadores en casa, diferentes radiadores, botella de gas, bombillas, electricidad o gas.

Energía en la casa, energía solar para la casa, ahorro de energía en la casa, C

Artefactos que más consumen

Hay una serie de artefactos que debes utilizar de forma consciente o evitar usarlos en su totalidad, pues son grandes consumidores de energía eléctrica. Aquí alguno de ellos:

Plancha. El calor generado por una plancha de ropa proviene del calentamiento de una resistencia eléctrica, estas requieren de altos niveles de energía para llegar a la temperatura deseada.

Horno Eléctrico. Mismo caso que la plancha para ropa, solo que en los hornos es mucho más alto el consumo de energía por sus dimensiones y por el tiempo que debe estar encendido.

Jarra eléctrica. Muy utilizadas durante el invierno. Deberían encenderse en periodos cortos de tiempo, pero durante este tiempo hacen un consumo de energía considerable.

Aire acondicionado. Poseen dos motores eléctricos, uno para el comprimir el aire y otro para esparcirlo, por lo que representa un alto consumo de energía, sobre todo durante su arranque.

Lavavajilla. Trabajan con un flujo de agua caliente constante, por lo que hacen uso de considerables niveles de energía para mantener la temperatura de trabajo.

¿Puedo hacer una auditoria?

Sí, es posible. Una auditoría de la energía que consumes es fácil de realizar, y no representa grandes cálculos o sistemas complicados de gestión de energía.

En el caso de la energía eléctrica, haz un inventario de todos los equipos y/o artefactos de los que haces uso. Cada aparato debe tener su ficha técnica, donde indica cuál es su consumo en vatios (W) o kilo vatios (KW) En caso de no indicarlo, puedes hacer una consulta rápida en Internet, pues la mayoría de los aparatos tienen un consumo promedio similar.

Una vez que tengas los datos del consumo, apunta las horas aproximadas de uso de cada artefacto. Multiplica ambos datos, consumo por horas. En caso de que se encuentre en vatios, el resultado de la multiplicación divídelo entre mil para obtener los kilos vatios - horas. Si el consumo ya se encuentra en kilo vatios, al multiplicarlo por el tiempo de uso, ya tienes el valor en kilo vatios horas. Haz una sumatoria de todos los kilovatios horas y así obtienes el total del consumo en kilovatios horas del hogar. Este valor debe ser un valor muy parecido al que viene en la factura de luz.

Con esta auditoría a nivel eléctrico, puedes determinar cuáles artefactos están consumiendo más energía eléctrica y cuanto tiempo de uso estás haciendo de ellos. Así puedes tomar decisiones para gestionar la energía de manera más responsable.

Ahorra energía

Si hiciste una auditoria, o bien sin necesidad de hacerla necesitas reducir montos en tus facturas por concepto de energía, es tiempo de que tomes medidas al respecto. Por supuesto, la más obvia recomendación es ahorrar energía en la casa.

Establecer criterios para el uso de los electrodomésticos y todos aquellos equipos que hagan un consumo de cualquier tipo de energía, es una forma de cómo ahorrar energía en casa. Pero, además, puedes estudiar cuales son las fuentes de energía más económicas para que alimenten tu hogar.

Algunas recomendaciones:

A continuación, algunos consejos para ahorrar energía en la casa:

Desenchufa los aparatos cuando no los estés usando. Algunos electrodomésticos tienen un consumo pasivo del cual no te das cuenta

Apaga las luces cuando no las necesites

Los sistemas de calefacción consumen mucha energía, úsalos solo cuando la temperatura así lo requieran. Lo mismo aplica para sistemas de enfriamiento como aires acondicionados. Además, ajusta la temperatura en ambos casos para hacer uso más eficiente de la energía que consumen.

Realiza mantenimientos regulares de los equipos de calefacción o refrigeración. En general de cualquier equipo de gran envergadura, pues un mantenimiento preventivo adecuado evita que estos trabajen de forma forzada.

Pregunta en tu distribuidora de energía local si tienes opción a hacer uso de fuentes de energía alternativas. O incluso, si puedes optar a sistemas de autogeneración de energía.

Elige siempre sistemas con alta eficiencia. Pregunta en tu compañía distribuidora local cual es la fuente primaria de la energía que consumes, para así elegir la energía más económica y responsable con el ambiente.

Casas autosuficientes

En algunos países europeos, incluso aquí en España, se han comenzado la fabricación de casas autosuficientes o de consumo cero. Estas casas son capaces de proveer la energía que consumirán.

Algunas de estas construcciones de hecho son de madera, pues en cuanto a impacto ambiental y consumo eficiente de energía, se ha descubierto que las casas de madera son eficaces, pues la madera es un tipo de material capaz de retener la temperatura dentro del hogar, y además aislar la temperatura del ambiente situación ideal en tiempos muy fríos y que ameriten mantener sistemas de calefacción encendidos.

Energía solar y otras fuentes de energía

En la mayoría de los casos se ha optado por la energía solar en casas autosuficientes como fuente principal de energía, donde se aprovechan los paneles solares para generar energía eléctrica suficiente para alimentar la casa.

No solo a través de paneles solares fotovoltaicos, también se explota la energía termo solar a través de colectores. Este sistema permite captar el calor del sol para mantener el sistema de calefacción funcionando.

Otras fuentes de energía en las casas de consumo cero, son los colectores de biogás, donde se utiliza la biomasa que pueden generar los habitantes, para generar gas metano o biogás que puede ser utilizado para calefacción o para cocción de alimentos.

Si quieres saber del consumo de energía en tu casa y de las casas autosuficientes, hazlo a través de este sitio o de este sitio para conocer las mejores tarifas de Endesa.

Mientras que en el vídeo hay algunas recomendaciones para ahorrar energía.