Electricidad o gas: le ayudamos a ver más claramente

ampoule

El tema de la energía y sus variantes llama nuestra atención. No se trata solamente de la mejor tarifa o de los servicios más accesibles, de los cuales siempre podrás realizar un cambio de proveedores de energía. Ahora se han puesto en el tapete, innumerables consideraciones. Electricidad o gas, es una pregunta recurrente en los hogares de hoy. En esta entrada vamos a facilitarte un poco las cosas para que tomes la mejor decisión posible. Si deseas saber todo sobre la energía en casa, calefacción a gas, calefacción colectiva, calefacción radiadores en casa, botella de gas, diferentes radiadores visita nuestro portal web. Electricidad o gas, valoración de los servicios, ventajas y desventajas Electricidad o gas, G ## Electricidad y gas, dos fuentes confiables y disponibles De entrada, vamos a ver cuál es la mejor forma de analizar el problema de selección. Puedes inclinarte por algo como electricidad y gas, la más barata. O hacerte las preguntas correspondientes a cada requerimiento. Mejor gas o electricidad para calentar agua. Otra, gas o electricidad para cocinar. En fin, las dudas son muchas y vamos a tratar de ayudarte. ### Energía en la mira Para poder analizar a conciencia este tema, debemos acceder a varios contenidos previos. Algunos son generales, otros más específicos. Electricidad o gas, puede convertirse en una manera de visualizar la totalidad del panorama energético. En efecto, son las dos energías más consumidas. ## Factores que tomar en cuenta para el momento de contratar energía Existen una serie de consideraciones previas en torno al anejo de la electricidad o gas. La economía resalta en este análisis, pero debemos asumir que no todo son euros más o euros menos. Al final, se tiene que ir por lo que más nos convenga globalmente haciendo un análisis integral. ### Ubicación del inmueble La ubicación, así como el acceso a las redes se encuentra muy generalizado. Todas las viviendas cuentan en su mayoría con un acceso sencillo. Este factor puede alterarse en función de la zona y de la accesibilidad a opciones. Así mismo el clima, porque algunas zonas requerirán de más uso energético para agua caliente que otras. En este punto debemos asumir que existirán variantes en el consumo. ### Tipo de inmueble Este es otro factor que establecer para una valoración acorde con nuestro consumo ideal. Las viviendas pueden ser unifamiliares, multifamiliares, individuales, para parejas. Así mismo, oficinas, industriales o comerciales son clasificaciones posibles. Observa que cada una tiene una caracterización en cuanto a las personas y el tiempo que pasan en el inmueble. Es otro factor que tomar en cuenta, porque la ocupación y el periodo que pasas en el, determinan el consumo. Por ejemplo, en la oficina no cocinaras, pero si requerirás de calefacción. ### Electrodomésticos y equipos en general Este es un factor determinado por tu nivel de vida. Algunas personas requieren de más equipos que otras y eso modifica su factura energética. Así mismo, empresas o locales comerciales varían su contexto energético en función de su actividad. Al momento de valorar este renglón, debes asumir la forma en la cual requieres sobre todo de calefacción y agua caliente. El 45% del consumo queda en este concepto y concreta aspectos funcionales de la selección que realices. ## Aspecto financiero Cuando piensas en la gestión de energía, estableces marcadores como cambiar el modo de calentar el agua de electricidad a gas. Puede ser una respuesta inteligente en un momento determinado, pero recuerda que debes concretar el alta de la luz y gas. Así mismo establecer una tarifa acordada y en ocasiones, no es tan efectivo el contar con ambas modalidades. Sobre todo, porque son dos facturas adicionadas para un mismo servicio con todo lo que ello implica. ### En calefacción Vamos con el rubro más común y en el que mejor se visualiza la relación entre electricidad y gas. En un promedio más o menos acertado, una vivienda familia gasta alrededor de 1200 euros anuales en calefacción eléctrica. En el caso de utilizar gas natural, la factura se reduce a 850 euros. La diferencia es notable, pero es relativa. Estamos hablando de sistemas continuos. Los avances en tecnología aplicada evidencian equipos que trabajan de noche. Es decir, acumulando el calor que disipan en el día. Como ves, para tomar una decisión, debes equiparar aspectos involucrados. ### En cocina Aquí no hay mucha tela que cortar, porque el consumo de gas en este aspecto es el más común de todos. La cocina eléctrica suele ser menos eficiente por muchos indicios, lo primero es que es más difícil de controlar. El calor del gas natural es más definido y visible, pero es cuestión de costumbres. Aquí podrás encontrar información sobre los aspectos que enmarcan el uso de cocinas eléctricas y estufas a gas. ### Agua caliente Otro aspecto fundamental en el funcionamiento de hogares españoles es el que caracteriza al agua caliente. Se lleva un quinto de la factura con unos 300 euros anuales en gas y un poco más en electricidad. El problema en este caso se refiere a la eficiencia de la caldera en contraposición con las resistencias eléctricas. Las fallas son más comunes en equipos de alta fricción. Además, casi todas las compañías de gas tienen servicios técnicos en que muchos casos adjuntan a la factura total. Por eso gas o electricidad para calentar agua parece decantarse por el primero. ## Valoración de los servicios de electricidad y gas Por supuesto que existirán diferencias sustanciales entre electricidad o gas, como fuentes energéticas sobre todo en el hogar. Sin embargo, lo fundamental es realizar un diagnóstico previo y una evaluación realista de cada concepto asociado. ### Cómo tomar una decisión Lo primero es presentar una lista de pros y contras. En la misma debes colocar los aspectos que te señalamos, ubicación, tipo de inmueble, y relación económica. Así mismo, tus equipos y su conservación, además de la accesibilidad. Lo importante en este caso es que no todos los hogares son iguales. No existe una forma de establecer una regla general. Ubica tu propia situación y asume cada factor para tomar tu decisión. Como puedes apreciar, electricidad o gas no es una decisión automática. Dependerá de tu conocimiento sobre cada aspecto. La valoración para seleccionar, siempre será relativa, y no se refiere solo a lo financiero. El aspecto de servicio, así como lo relativo a protección y garantías es fundamental. Con esta página podrás comparar la rentabilidad entre el gas y la electricidad. Revisa el vídeo en el que te presentamos algunas opciones para entender la diferencia entre estas dos opciones energéticas.