Calefacción auxiliar en españa

ampoule

España tiene sus bemoles en el clima, puede que sea una playa paradisíaca pero también, un ambiente con ventiscas heladas. En todo caso, la calefacción es un recurso de extrema necesidad comprobado hasta la saciedad. Los sistemas de calefacción son variados, muchos de carácter integral. Sin embargo, hay de todo en la viña del Señor. Algunos equipos fallan o son insuficientes, otros no alcanzan y se suceden eventualidades de todo tipo. Es allí donde se requiere un equipo de calefacción auxiliar, un mecanismo para solventar fallas y adaptar ambientes particulares.

calefacción auxiliar, calefacción auxiliar gas, calefacción auxiliar elé

Qué es la calefacción auxiliar y cómo funciona

Como su nombre indica, son equipos que permiten mejorar la calefacción sin ser un sistema integral. En la mayoría de los casos, existen sistemas de carácter integral, que incorporan toda la casa o el inmueble. La calefacción auxiliar simplemente colabora con el sistema y mejora aspectos en los que tenemos debilidades. Su funcionamiento normalmente es autónomo y puede ser de muchos tipos que te describiremos en esta entrada.

Puedes saber más sobre el consumo de la calefacción auxiliar.

Qué caracteriza a la calefacción auxiliar

En primer término, su alto grado de independencia y movilidad. Se supone que, para auxiliar, debas poder trasladarla y sobre todo no depender del sistema central. Su diseño es de adaptación, para calentar ambientes que carecen o fallan en su disposición normal. Por eso también, son generalmente de menos rango y de capacidad limitada. Pero no es totalmente de esa forma porque existen algunos equipos que son muy efectivos y amplios en su capacidad.

calefacción auxiliar, calefacción auxiliar gas, calefacción auxiliar elé

Tipos de calefacción

Para poder establecer un mecanismo de calefacción auxiliar, debemos pensar en los sistemas centrales y sus tipos. La aplicación tecnológica en este campo ha dado para todo, desde los clásicos a gas hasta eléctricos y de inercia. Veamos las alternativas.

A gas tradicionales y de diseño

Funcionan con un sistema de baterías de tubos dispuestos en un radiador que recibe flujos de agua caliente. La misma se abastece desde un depósito con caldera a gas que aumenta la temperatura y distribuye. En estos sistemas, hay radiadores terminales que permiten la difusión de calor por intercambio. Existen equipos de calefacción auxiliar que funcionan con este mecanismo, pero son limitados en cuanto a desplazamiento y fuente. Una idea es colocar terminales de acceso que permitan colocar los radiadores auxiliares en espacios que lo requieran. Aquí puedes revisar algunas alternativas para este tipo de calefacción auxiliar alternativa.

Eléctricos, funcionales y móviles

Se trata de equipos casi totalmente autónomos con dispositivos que funcionan con electricidad. Algunos son del mismo tipo de circulación de agua caliente, pero existen los que permiten otros fluidos, normalmente aceite.

Así mismo, en este tipo se encuentran algunos en materiales que permiten el flujo de calor de diversas maneras como resistencias o cerámicas. Perfecto en el ámbito de la calefacción auxiliar, porque parecen concebidos para ajustarse a ambientes diversos. En este contexto se encuentran los equipos de calefacción auxiliar para coche, que dependen de electricidad del auto para funcionar. La calefacción auxiliar del coche puede relacionarse con equipos multipropósito, para algunos ambientes del hogar y el auto.

De otras fuentes diversas como queroseno o parafina

Menos comunes pero también muy prácticos porque se relacionan con ambientes de exteriores. Funcionan con combustibles derivados de petróleo y son en extremos móviles, por condiciones y tamaño. Las presentaciones te asombraran porque se definen en función de su versatilidad. En este rango se encuentran las estufas de bioetanol, voluminosas y muy decorativas según el gusto. Para algunos son simplemente aparatos de mucho peso y poco valor. Todo depende de gustos.

Escogiendo el mejor sistema de calefacción auxiliar

A continuación, te presentamos una serie de posibilidades en el ámbito de la calefacciones auxiliares disponibles en el mercado español.

Calefacción auxiliar eléctrica

En este caso, existen diversos tipos de radiadores específicamente diseñados para cada ambiente. Su rendimiento debe asumirse en función de sistema y de materiales, más que en el diseño.

Radiadores de aceite

Funcionan con inercia, por lo que pueden aprovecharse en ambientes de energía limitada por ejemplo en suministro en horas valle. Son lentos, pero consumen poca energía y conservan el calor por mucho tiempo.

Convectores

Son los que funcionan por calentamiento del aire por la fricción que este proceso produce. Pesan muy poco y algunos modelos tienen un sistema que permite la circulación de aire. Perfectos para ambiente pequeños y aislados o como mecanismos de ayuda donde no llega el sistema central. Una cochera o un cobertizo externo, son algunas de sus aplicaciones.

Calefactores

Este es el equipo ideal para el baño o la sala de herramientas. Funciona con un ventilador y una resistencia que calienta el aire. Además, son pequeños por lo que pueden adaptarse a casi cualquier ambiente. Suben rápidamente la temperatura, pero no la conservan.

Chimeneas eléctricas

La opción perfecta para la decoración, porque son muy estéticos. Funcionan por resistencias que calientan el ambiente, pero son limitados en cuanto a espacio.

Radiadores de cerámica

Utilizan la radiación y funcionan con un ventilador, pero son sumamente frágiles, son de mucho cuidado. Funcionan en un ambiente cerrado y pequeño.

Paneles radiantes

Tienen superficies amplias que transmiten el calor casi de inmediato, pero son voluminosos lo que limita el moverlos. Si consideras el transporte no son una opción, pero pueden funcionar como mecanismo de soporte de un sistema integral.

Toalleros eléctricos

Versátiles porque pueden ser para auxilio, tanto como para que estén fijos. Su único inconveniente es que no se trasladan con facilidad. Pueden contar con materiales que promueven la inercia térmica.

Calefacción auxiliar a gas

No son muy prácticos porque requieren de la instalación de botellas de gas, sin embargo, algunos equipos entran en esta clasificación. Los catalíticos son muy poco atractivos y voluminosos. Asimismo, tenemos de infrarrojos, braseros y llama azul, pero todos tienen el mismo problema del volumen. No son los más adecuados para un sistema auxiliar.

Como hemos apreciado, la calefacción auxiliar puede tener muchas formas, pero la ideal es la eléctrica. Esto se debe a que la fuente es más sencilla de surtir. De todas formas, cuando decidas adquirir tu sistema de auxilio, piensa en todas las posibilidades.

En este vídeo te mostramos algunos mecanismos de calefacción auxiliar para coches: